Vida Sana

Armonizando los 5 Elementos de la naturaleza

A través de la teoría de los 5 elementos, la cultura tradicional china explica los cambios y/o fenómenos que ocurren en el universo.

La interacción del Fuego, Metal, Tierra, Madera y Agua generan movimiento y por consiguiente la materialización de los objetos.

En este sentido, TODO lo que existe está formado por la dinámica y relación de los elementos descriptos. Nosotros, los seres humanos no estamos ajenos a esta afirmación, es decir que también estamos constituidos por estas 5 energías fundamentales.

Los 5 elementos, deben funcionar de manera equilibrada en nuestro organismo para una óptima salud. En otras palabras, si uno de ellos sufre por exceso o falta de energía, de seguro el elemento que le corresponde nutrirlo o controlarlo también habrá un desajuste.

Como podemos observar en el gráfico, cada elemento es guardián de un órgano vital. El fuego custodia al corazón, la tierra al Bazo páncreas, el metal al pulmón, el agua al riñón y por último la madera al hígado.

A continuación, haremos una breve reseña de las características físicas y emocionales que le corresponden a cada elemento.

FUEGO

La emoción que gobierna al fuego es la “Alegría”. Está relacionado con los órganos Corazón e intestino delgado.

Es responsable del pensamiento intuitivo en el ser humano. La incapacidad de reírnos puede ser un aspecto que marque un desequilibrio en el fuego.

El fuego es sinónimo de vida. Es el elemento más espiritual. Nutre a la tierra y contiene al metal.

Estación: Verano

TIERRA

Sede del pensamiento intelectual, de la memoria. Provee la capacidad de estudiar. La emoción esencial es la “empatía”. Está relacionado con los órganos del Bazo páncreas y estómago.

La tierra es la madre de todos los seres. Dadora universal. Expectativas de autorrealización insatisfechas puede ser motivo de una tierra desequilibrada. Tendrá que ver a como nos sentimos plantados en la vida. La tierra nutre al metal y contiene al agua.

Estación: Primavera – Verano

METAL

El metal es la energía del intercambio. Se relaciona este elemento con los órganos de Pulmón e intestino grueso.

Su calidad emocional es la “Claridad”. La incapacidad de dejar atrás aspectos del pasado, en otras palabras el desapego, puede ser un factor que desequilibre al Metal. Hay que soltar aquellas cosas que no forman parte de nuestro tiempo presente. El metal nutre al agua y contiene a la madera.

Estación: Otoño

AGUA

Energía vinculada con la fuerza de voluntad, la supervivencia y la reproducción. El agua lleva consigo nuestra energía de constitución. Se relaciona con los órganos de Vejiga y Riñon.

Su calidad emocional es la de “Fluir”. El agua es sinónimo de sabiduría. Situaciones de extremo cansancio o estrés, llevar una vida incongruente con nuestros deseos más internos puede ser un factor desequilibrante para el agua. El agua nutre a la madera y contiene al fuego.

Estación: Invierno

MADERA

La energía de madera tendrá que ver con la planificación. Es la fuerza que nos ayuda a tomar decisiones y a alcanzar los objetivos. Este elemento está relacionado con los órganos de Hígado y Vesícula biliar.

Su calidad emocional es el “Optimismo”. El rencor o el enojo sistemático puede ser un indicador de que nuestra madera esta desequilibrada. En desarmonía, podemos sentirnos faltos de motivación. La madera nutre al fuego y contiene a la tierra.

Estación: Primavera

¿Para qué conocer la teoría de los 5 elementos?

Conocer los atributos esenciales de los 5 elementos, contribuye a saber más de nosotros mismos. Nos provee la facultad de relacionar ciertos síntomas o dolencias con nuestra realidad emocional. Dicha conciencia es el punta pie inicial para el cambio. Para disolver aquel estado que nos aqueja,

La Teoría de los 5 elementos, se enmarca dentro una visión HOLISTICA del universo. Conforma una de las bases de la filosofía Taoísta y de la Medicina Tradicional China.

Armonizando los 5 elementos practicando Qigong

La práctica de Qigong, siendo una modalidad de medicina tradicional China, favorece notablemente a mantener en equilibro nuestra mente/cuerpo. Los ejercicios y secuencias de movimiento que realizamos durante la práctica, estimula cada elemento/órgano potenciando sus virtudes, renovando la energía, y eliminando aquellas toxinas o emociones que alteran la performance.

Recordemos que el Qigong es un entrenamiento que comienza en el interior, donde la esencia se centra en mover energía (Qi), con el propósito de armonizar, restaurar, y fortalecer el sistema.

En Aknanda Healing Arts, enseñamos distintas técnicas o formas de Qigong para disfrutar de dicho bienestar. Una de las formas que más disfruto practicar, es justamente 5 elementos, donde nos enfocamos en 5 animales: Grulla (Fuego), Serpiente (Tierra), Tigre (Metal), Dragón (Agua), Leopardo (Madera).

Estas secuencias de animales se caracterizan por fortalecer la base, posturas bajas, equilibrio, torsiones, y por supuesto respiración. Cuerpo/mente fuerte y elástico.

Espero que les hayas sido de utilidad!

BHARU