Hoy

Imputan a directivos de ABSA luego de que la empresa dejara sin agua a 250 mil personas

La Justicia imputó hoy a dos directivos de ABSA en Bahía Blanca en 2016 por incumplir en sus deberes de funcionarios públicos. La causa se inició en el marco de la rotura de un caño que dejó sin servicio a unas 250 mil personas.

La Justicia imputó hoy a dos directivos de ABSA en Bahía Blanca durante 2016 por incumplir en sus deberes de funcionarios públicos tras una denuncia que había hecho el concejal de Cambiemos Nicolás Vitalini.

Se trata del exgerente regional de la empresa prestataria del servicio de agua en la ciudad, Antonio Ferrara y el jefe de producción, Marcelo Viola, según dio cuenta La Nueva.

A ambos se los acusa de no haber hecho las obras que hubiesen evitado el problema en el acueducto que se rompió y dejó a principios de 2016 sin agua por casi tres días a todo el distrito.

Es que, un caño que mide 1.500 milímetros y está ubicado a seis metros de profundidad se rompió. Según se informó en la oportunidad, el acueducto traslada entre 8 y 9 mil metros cúbicos de agua por hora y la rotura en una de sus juntas en el tramo inmediato a la salida de la planta Patagonia provocó que las cañerías se desalinearan.

La emergencias, que también trajo graves dolores de cabeza a la gestión del intendente de Cambiemos, Héctor Gay, dejó a unos 250 mil vecinos sin el servicio de agua potable durante tres días, en medio de temperaturas de verano que ascendían a los 30 grados.

Al respecto, el concejal Vitalini recordó que “esos días sin agua en Bahía fueron producto de actividades delictivas de los máximos directivos de ABSA” y apuntó también contra el anterior presidente de la empresa, Guillermo Scarcella, que estuvo ocho años al frente de ABSA.