Hoy

La “canasta básica” navideña para la decoración típica de la época es de casi medio sueldo mínimo

Los precios de los arbolitos subieron un 12%, mientras que los pesebres subieron un 60%.

Al momento de pensar en Navidad, el principal dolor de bolsillo suele venir anudado a la idea de los regalos. Sin embargo, la decoración típica de la época es fuente también de enormes gastos.

En relación al año pasado, y según datos de la consultora Focus Market, el valor de un arbolito de 120 centímetros de alto subió un 12%: de 980 pesos pasaron a costar alrededor de 1.100.

La diferencia aumenta al 30% en lo relativo a los pinos más altos -los de 210 centímetros- que en el 2017 costaban unos 2.150 pesos y ahora cuestan 2.800.

El arbolito, claro, no es nada sin adornos, que le sumarán unos cuántos pesos más al presupuesto. Así, el pack de 12 esferas de seis centímetros de diámetro cuesta unos 229 pesos, a los cuales se agregan 120 (como mínimo) de la guirnalda de luces. Mientras tanto, las boas de colores cuestan entre 70 y 105 pesos.

¡Hay más!
Mientras tanto, en los pesebres la inflación pega aún más duro. En la Navidad pasada, un set de 11 figuras de 20 centímetros podía adquirirse a unos 1.500 pesos, mientras que ahora cuesta 2.420, redondeando una suba del 60%.

Y el que quiera darle un toque navideño extra a la decoración del hogar deberá agregar 320 pesos si compra una corona, 365 por una bota y entre 250 y 600 por un centro de mesa.

De esta manera, y tomando para el cálculo un arbolito de 120 centímetros de altura, un pesebre, dos juegos de luces, 24 adornos, cuatro guirnaldas, una corona, una bota y un centro de mesa, el gasto total es de nada más y nada menos que 5.519 pesos, un 31% más que en el 2017.