Hoy

Más jubilados pagarán ganancias por una modificación en las liquidaciones

Desde este año, si un jubilado cobra más de una prestación, se suman los montos para determinar el impuesto y deberán tributar según el total.

Comienza otro año negro para los jubilados. Sucede que a partir de este año, quienes perciben al menos dos beneficios previsionales (jubilación y pensión del sistema nacional, por ejemplo) y tienen un ingreso total superior a seis veces el haber mensual mínimo, sufrirán un descuento por el impuesto a las ganancias. Así, jubilados que hasta ahora no habían tenido retenciones por esa carga fiscal, comienzan a tenerlas.

Hasta el año pasado, para determinar qué jubilados o pensionados pagaban Ganancias, la Anses tenía en cuenta el monto de cada beneficio en particular. Y entonces, si ninguna de las cifras superaba el límite dispuesto por ley para comenzar a tributar, no se aplicaba el descuento. El mes pasado, sin embargo, una circular del organismo estableció un “nuevo esquema de cálculo de retención de impuesto a las ganancias por CUIL”. Es decir, si la misma persona cobra más de un beneficio y la suma supera el límite de la base para tributar, entonces queda alcanzada por el impuesto. Tal el caso de una abuela viuda, que perciba su jubilación y la pensión de su fallecido marido y la suma supere los $55.854 hoy, y en marzo próximo, algo más de 62 mil pesos.

Esto será así porque, según los números que ya se conocen, por el sistema de movilidad ese mes los haberes previsionales tendrán un alza nominal de 11,83%. Esos montos imponibles son mayores en el caso de que el jubilado informe deducciones, ya sea por familiares a cargo o por determinados gastos, siempre según lo que permite la ley.

Las condiciones especiales sobre el impuesto y los jubilados no están exentas de condiciones. El ingreso libre de imposición de los seis haberes mínimos es, según establece la ley, para quienes cumplan con dos requisitos: no recibir ingresos de otras fuentes (como podría ser un sueldo o un alquiler) y no estar alcanzado por el impuesto a los Bienes Personales, salvo que esto último ocurra solamente por el inmueble que es usado como vivienda.

PN