Hoy

Mercedes-Benz Clase X: así es la pick-up que se fabricará en Argentina en 2019

Desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica) – Hoy es día de fiesta en Sudáfrica. Se celebra el “Mandela Day”, día del nacimiento del líder más famoso de este país africano. Y también es día de fiesta para el mundo del automóvil: esta tarde se realizó en Cape Town la presentación mundial de la Mercedes-Benz Clase X, la versión de producción de la nueva pick-up mediana de la Estrella.
La Clase X saldrá a la venta a fin de año en Europa y otros mercados. Y se fabricará en la Argentina en enero de 2019: la producción se realizará en la planta cordobesa de Santa Isabel, en la misma línea de montaje de las Nissan NP300 y Renault Alaskan.
Autoblog participó del evento de presentación realizado en el puerto de Ciudad del Cabo. Esta fue primera vez que se exhibió en público la versión de calle de la Clase X. Hasta ahora, el modelo sólo se conocía en forma de concept, como se exhibió en el Salón de Buenos Aires (ver stand de Mercedes-Benz).
“La X simboliza la dualidad de las pick-ups modernas, pensadas tanto para el trabajo como para la familiar. Además, la palabra Clase la identifica como un verdadero Mercedes-Benz”, se explicó en la presentación.
El Clase X tiene un aspecto robusto, deportivo y lujoso. El modelo de producción guarda muchas similitudes con el prototipo. El interior está directamente inspirado en los sedanes de lujo de la marca de la Estrella. Esto incluye el Touchpad, un dispositivo táctil para comandar las funciones de la pantalla multimedia (fija y sobre la consola de instrumentos, como los últimos modelos de Mercedes).
La Clase X se fabricará en una primera etapa sólo con carrocería de doble cabina. Más adelante se decidirá si se introduce una versión con cabina simple.
Las motorizaciones confirmadas son cuatro. La X 350d tendrá un V6 3.0 turbodiesel con 258 cv. Este motor es de origen Mercedes-Benz y será el más potente del segmento de las pick-ups medianas, superando a la Amarok V6 de 225 cv.
La gama de impulsores se complementará con tres motores de cuatro cilindros de origen Nissan: X 200 (2.0 naftero con 166 cv y 230 Nm, no disponible en la Argentina), X 220d (2.3 bi-turbodiesel con 163 cv y 403 Nm, en estudio para Argentina) y X 250d (2.3 bi-turbodiesel de 190 cv y 450, ya conocido de la NP300 Frontier, que sí se ofrecerá en Argentina).
Habrá versiones con tracción trasera y doble. Las variantes con motores Nissan tendrán caja manual de seis velocidades o automática de siete marchas. Las Clase X 4×4 tendrán caja reductora y bloqueo de diferencial.
La versión V6 3.0 tendrá tracción integral permanente-inteligente 4Matic, sin reductora. Se combinará con la caja automática 7G-Tronic, de siete marchas.
El chasis será el mismo de la Frontier, con eje trasero independiente, que combina un sistema multilink con eje de torsión. Sin embargo, Mercedes-Benz trabajó las trochas de los dos ejes, para que la Clase X sea más ancha.
La capacidad de carga será una de las más altas de su segmento: 1.100 kilos. Podrá remolcar hasta 3.500 kilos.
Por el momento no habrá versiones deportivas firmadas por AMG, “pero nunca se sabe”, se informó en el evento.
A la hora de hablar de la competencia, la marca informó: “La primera pick-up en cambiar la dirección del mercado desde caballos de trabajo hacia vehículos polivalentes fue la VW Amarok. Después siguió el mismo camino la Ford Ranger y la Toyota Hilux. Por eso la Mercedes-Benz Clase X seguirá este camino de un vehículo premium que apunta a un estilo de vida”.
La Clase X se venderá en varios países, pero no en Estados Unidos, donde dominan las camionetas full-size. La planta de Argentina se encargará de abastecer a toda América Latina. El resto de los mercados recibirán las Clase X producidas en España.

El evento de presentación en Ciudad del Cabo continuará mañana con una exhibición dinámica del vehículo por caminos rurales de Sudáfrica.