Hoy

Por la crisis y la recesión, una de cada tres fábricas prevé despidos

Los datos del INDEC reflejaron números muy preocupantes para las constructoras y fábricas. La crisis laboral que golpeó muy duramente a los argentinos en 2018 parece extenderse en 2019.

según los datos de Indec, un tercio de las constructoras y de las fábricas prevén achicar su plantel de empleados a causa de la recesión, reflejadas en las caídas de entre un 13 y 15% en las ventas.

El reporte de los industriales refleja además pesimismo para los próximos meses. El 55% de los ejecutivos encuestados prevé que habrá menor demanda de su producción. Entre los que realizan compras o ventas con el exterior, un cuarto de los empresarios dicen que sus exportaciones caerán y un 31% espera que suban, mientras que el 41% de los importadores lo harán por una cantidad menor.

Otro indicador relevante está relacionado a la capacidad instalado de las fábricas, es decir, cuánto se aprovecha del potencial total de producción de un establecimiento. En ese sentido, el 52% de los encuestados no espera cambios y un 39% que la utilización caiga. Solo un 9% proyecta usufructuar más su capital de trabajo.

En el rubro dotación de personal, poco menos de un tercio, un 29,2%, anticipa una disminución, mientras que solamente un 7% proyecta un aumento. Respecto a la cantidad de horas trabajadas del personal afectado al proceso productivo, 53,7% de las empresas no anticipa cambios; 38,4% anticipa una caída; 7,9% anticipa un aumento.

La decisión del Poder Ejecutivo de frenar la ejecución de partidas de obra pública y mantener activas solo aquellas licitaciones ya realizadas bajo el esquema de Participación Público-Privada (PPP) ya hace pensar entre los ejecutivos del sector constructor que el 2019 será peor que el año que pasó. Y que incluso la destrucción de puestos de trabajo del rubro se hará más notorio en los próximos meses.

La expectativa medida en la encuesta del Indec muestra que “el 54,0% de las empresas que realizan obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector disminuirá durante los próximos tres meses, mientras que 42,0% estimó que no cambiará y 4,0%, que aumentará”.

El informe de Indec diferencia aquellas empresas que se dedican principalmente a la obra pública y aquellas que lo hacen a la obra privada. En ese sentido, para aquellas ligadas a los proyectos de infraestructura estatales, las perspectivas son incluso peores.

El 62% de los ejecutivos que participaron de la encuesta creen que disminuirá la actividad. Y respecto a la dotación de personal, más de la mitad (el 54%), ya admite que deberá recortar su planta de empleados. Para las empresas más vinculadas al sector público, esa proporción es de 34%, más de un tercio.

“Hay muchos factores que colaboraron para esta situación en la construcción. Desde la causa de los cuadernos hasta el freno a los proyectos PPP, pero sin duda que la crisis financiera y el enorme parate de la economía es la explicación de la mayor parte de la caída”, resumieron desde Camarco.